miércoles, 30 de diciembre de 2020

No morirás – Blas Ruiz Grau

 

Poco tengo que añadir a lo que ya comenté sobre las dos novelas anteriores de esta estupenda serie, No robarás y No mentirás. Tan solo repetir la advertencia inicial del autor en este libro: no empezar con él si no se han leído las obras anteriores, a riesgo de no entender nada y comerse encima unos cuantos destripes de la trama.

Empecé con el primer libro de la serie en marzo y he terminado el último a finales de diciembre. Nicolás Valdés y Alfonso Gutiérrez me han estado acompañando de manera intermitente durante los meses de confinamiento y he podido asistir a su evolución desde simples caracteres al servicio de la trama hasta convertirse en los personajes de carne y hueso, complejos y entrañables, insufribles y tremendamente humanos que son ahora. En este libro, como en los anteriores, les pasan muchas cosas, cada vez comen peor y duermen menos, y sus relaciones personales están en un nivel históricamente penoso. Pero para compensar, su conexión con el lector y su protagonismo en la historia nunca han sido mayores ni tan bien llevados.

Blas Ruiz Grau es un magnífico creador de personajes que no se limita a  explicarnos lo que sienten, sino que nos hace sentir con ellos los miedos y los horrores que llevan dentro. Y estos son los más espeluznantes, porque son los mismos que podemos llevar cualquiera de nosotros. Sin embargo, la humanidad y el humor son los elementos predominantes en la trama, la oscuridad está muy presente pero no va a poder acabar con la luz. Como reflexiona Alfonso en un momento determinado,

en un par de días ya estarán como siempre. Él haciendo el imbécil y Nicolás llorando por las esquinas, lamentándose de que todo le pasaba a él.

Al terminar de leer este libro y cerrarlo por última vez, me di cuenta de que acababa de despedirme de Nicolás y Alfonso por mucho tiempo. Y parecerá una tontería, pero sentí que dejaba atrás a dos buenos amigos, de esos en los que apenas reparas cuando están ahí pero cuya ausencia se va a dejar sentir mucho más de lo que esperabas.´




No hay comentarios: