miércoles, 4 de noviembre de 2020

Recuerdos del futuro – Siri Hustvedt

 

Esta lectura tendría que haber sido la de mi reconciliación con Siri Hustvedt después de nuestro desencuentro previo con El verano sin hombres, pero ha acabado suponiendo nuestra despedida definitiva. Esta escritora es una enorme intelectual, pero en su obra de ficción peca también de un enorme narcisismo y distanciamiento hacia el lector, en quien busca más una audiencia que un cómplice en la lectura.

La narradora S.H. lleva a cabo una especie de autobiografía emocional donde su yo actual confronta a su yo juvenil recién llegado a Nueva York desde Minnesota a través de los cuadernos donde fue dejando registro de sus vivencias, reflexiones y creaciones de aquella época. Esta premisa suena muy prometedora, pero por desgracia la S.H. de sesenta años vampiriza los escritos de la mucho más disfrutable S.H. veinteañera, desmenuzándolos despiadadamente hasta despojarlos de todo el jugo vital que contenían y dejándolos tan secos, destilados y racionalizados como su obra actual. El resultado es una demostración de la superioridad intelectual de su cerebro privilegiado pero abre a la vez un abismo insondable que mata toda posibilidad de comunicación creativa entre autor y lector.

La única manera que concibo de acercarse a una obra creativa es penetrar hasta el fondo en ella para vibrar y sentir con la persona que se ha volcado en su obra, no tengo nada que hacer con alguien que me exige mantener la distancia de seguridad cuando me acerco a sus creaciones. Cuando el desencuentro es tan grande, lo mejor es decirnos adiós porque ciertamente nos sobran los motivos.




No hay comentarios: