sábado, 28 de noviembre de 2020

Lanny – Max Porter

 

Este es uno de los libros más sorprendentes y rompedores que he leído en mucho tiempo. Una de esas obras que, por su modo de construir la historia a través del uso del lenguaje, del punto de vista y de la estructura narrativa, son en sí mismas una definición de lo que debe ser la literatura.

El argumento es irrelevante y bastante banal, en la edición en inglés han tenido el gran acierto de no hacer sinopsis alguna del contenido y tampoco voy a hacerla aquí. Lo fundamental van a ser los personajes: Lanny es un niño que vive con sus padres en un pueblo de la campiña inglesa al que se han mudado desde Londres. En el pueblo también vive un artista mayor retirado de la vida pública, además del elenco tradicional de cualquier pueblo. Y al tratarse de un pueblo inglés tampoco podían faltar las fuerzas de la naturaleza que habitan en el submundo desde tiempo inmemorial. La novela se va a construir de manera coral escuchando alternativamente las voces interiores de todos estos personajes, humanos e inmateriales, que pueblan la escena. Son monólogos interiores al estilo de James Joyce pero aptos para todos los públicos, estas voces no se encierran en su hermetismo sino que abren todos sus secretos al lector para que pueda contemplar desde la primera fila lo mejor y lo peor del interior de quienes hablan. Y al igual que lo mejor puede ser realmente hermoso, lo peor va a llegar a profundidades bastante chocantes para quien aún crea en lo idílico de la naturaleza y el entorno rural.

El resultado de esta aproximación tan experimental es curiosamente una narración lineal llena de vida y verdad con todas sus sombras, hermosísima y muy poco complaciente al mismo tiempo, que cuenta una historia que nunca podría haber alcanzado tales niveles de trascendencia y profundidad si hubiera sido narrada con métodos más tradicionales. Es un relato de mitos que se han convertido en folklore y de los últimos hablantes de un idioma moribundo, que tan sólo puede ser oído y comprendido ya por quien es capaz de ver el mundo con la mirada de un artista.



No hay comentarios: