domingo, 15 de noviembre de 2020

El duelo es esa cosa con alas – Max Porter

 

Tenía pendiente la lectura de este libro desde 2015, cuando su publicación tuvo una acogida unánimemente clamorosa y todo lo que leía sobre él hacía que aumentaran mis ganas de leerlo. Pero otros libros y la vida diaria me hicieron postergar su lectura hasta este año. Y poco ha faltado para que fuera a parar a la lista de las lecturas imposibles, no resultó ser el amor a primera vista que había esperado que fuera.

El libro trata el proceso de duelo de un padre y dos hijos pequeños tras la muerte de la madre. El padre es un experto en la poesía de Ted Hugues que está preparando una edición crítica de su libro Cuervo: de la vida y las canciones del Cuervo, lo que hace que el dolor se concretice en la figura del cuervo que toma residencia con ellos en la casa y que es la tercera de las voces narrativas, descriptivas o declamativas que se van alternando a modo de tragedia griega: Padre, Hijos, Cuervo.

He slept and the bedroom was a mausoleum. He was an accidental remnant and I knew this was the best gig, a real bit of fun. I put my claw on his eyeball and weighed up gouging it out for fun or mercy. I plucked one jet feather from my hood and left i ton his forehead, for, his, head.

For a souvenir, for a warning, for a lick of night in the morning.

For a little break in the mourning.

Es un libro raro, raro. No es prosa, no es poesía, no es comedia ni drama, es… otra cosa. Algo con lo que yo en principio no era capaz de conectar en absoluto, si seguí leyendo fue por la brevedad del libro y por un reflejo condicionado de no abandonar lecturas a menos que me vaya la vida en ello. Y entonces, de repente, hacia la mitad del libro llegué a un pasaje en el que el cerebro me hizo: clic. Y a partir de ahí empecé a disfrutar de esta lectura extraordinaria, a saborear sus frases, a emocionarme con sus metáforas, a reírme incómoda con su humor negro, para acabar cerrándolo al terminar con el firme propósito de volver a leérmelo. Lo que acabo de hacer, habiendo sido capaz esta vez por fin de disfrutarlo, sufrirlo y adorarlo desde el principio como se merece.

It could have been anything, could have gone any way, but something more or less healthy happened. We miss our Mum, we love our Dad, we wave at crows.

It’s not that weird.


 


No hay comentarios: