sábado, 4 de julio de 2020

Civilizaciones – Laurent Binet


Sorprendentes, divertidos, provocadores, reflexivos, inquietantes: todos los calificativos que sirven para definir los libros de Laurent Binet se encuentran lejos del espectro de la indiferencia. Como escritor de novela histórica ya demostró en HHhH que tiene una visión muy particular sobre el género, y con La séptima función del lenguaje dejó claro que no escribe novelas para hacer amigos. Y ahora en Civilizaciones, que lamentablemente todavía no ha sido traducida al español, le da la vuelta a la historia para contar el descubrimiento y conquista de Europa por parte de los Incas a finales del siglo XV.
Este punto de partida puede hacer sospechar un cierto revanchismo reivindicativo a favor de los perdedores de la historia. Pero más allá de eso, y de forma mucho más interesante, lo que hace es concatenar una serie de causas y consecuencias tan plausibles como los hechos que ocurrieron en realidad, dejando ver que la historia tal como la conocemos es el resultado de un cúmulo de circunstancias que bien podrían haber transcurrido de forma muy diferente con apenas un par de cambios en los acontecimientos. Este presupuesto tiene como consecuencia que la supuesta superioridad  de algunos pueblos con respecto a otros se revela como un mito populista: los vencedores simplemente tuvieron más suerte al recibir mejores cartas en un momento determinado, o supieron jugarlas con mayor acierto.
Como colonizadores de un nuevo mundo todos los pueblos van a mostrar un comportamiento bastante similar: las crueldades son inevitables para establecer el dominio sobre los indígenas, pero el nuevo régimen siempre va a contar también con colaboradores entre los insatisfechos u oprimidos del régimen anterior. Algunas tradiciones y costumbres desaparecerán o serán adaptadas a las de los nuevos conquistadores, que a su vez traerán avances que mejorarán y enriquecerán la vida de los lugares conquistados. El resultado será una cultura de mestizaje, como lo son todas en sus orígenes, que dará lugar a una nueva civilización y determinará una historia de Europa y del mundo ni mejor ni peor sino diferente de la que conocemos hoy.
El libro está estructurado en cuatro partes ordenadas cronológicamente y elaboradas según el estilo literario correspondiente al narrador de turno: la saga nórdica de los vikingos en el Nuevo Mundo, el diario del explorador en el Caribe (porque a conquistador no llega en esta versión de la historia), la crónica de Indias situada en Europa y la novela bizantina con las aventuras mediterráneas de Cervantes y El Greco como hombres de acción. Esta diversidad estilística es un gran acierto y dota de variedad y verdad intrínseca a las diferentes narraciones, aunque las crónicas del Inca son tan extensas y detalladas que acaban haciéndose pesadas hasta para el lector más a favor. Pero esto no es más que un mal menor en una obra que combina erudición, humor y buena escritura en las medidas justas para hacerla muy disfrutable y apta para todos los lectores interesados, sin perder con ello nada de su calidad literaria o rigor histórico. Binet es un autor que no se prodiga mucho, pero cada libro nuevo que publica es una muy buena noticia.
Leído en la traducción al neerlandés de Liesbeth van Nes, hasta la fecha no hay traducción al español.



No hay comentarios: