sábado, 3 de diciembre de 2016

La séptima función del lenguaje – Laurent Binet

Este me ha resultado ser uno de los libros más improbables que he leído. ¿Un thriller sobre una supuesta séptima función del lenguaje, descubierta por Roman Jakobson pero que no se atrevió a publicar junto a las otras seis que constituyen su modelo de comunicación lingüística? Y esto no es más que el principio: el accidente en el que murió el semiótico francés Roland Barthes resultaría haber sido un atentado contra su vida, tramado por otros semióticos franceses de renombre para hacerse con esta famosa séptima función que permitiría a su poseedor resultar invencible en cualquier duelo dialéctico. Lo que precisamente necesita uno de ellos para hacerse con la victoria en una sociedad ultrasecreta de duelos de maestría retórica en los que el ganador se alza con la gloria y el perdedor paga un alto precio...

El planteamiento tan iverosímil y las múltiples referencias semióticas y estructuralistas hacen que este libro resulte un poco ladrillo en su lectura. Pero los conocedores del mundillo intelectual y político francés de los años ochenta del pasado siglo podrán disfrutar enormemente de las tremendas idas de olla del autor con todos los personajes reales que van haciendo su aparición y a los que trata tan mal como a sus personajes de ficción (lo que hace con Derrida y especialmente con Soller no tiene nombre). Los únicos que salen un poco mejor parados son los italianos, con Umberto Eco a la cabeza, quienes además resultan hablar todos un francés perfecto. Laurent Binet es un autor muy pero que muy francés pero al mismo tiempo bien poco chauvinista y con una perspectiva bastante europea, una combinación que a mí personalmente me resulta irresistible. No soy una gran fan de la cultura francesa, pero por autores como este soy capaz de hacer una excepción.


(leído en la traducción al neerlandés de Liesbeth van Nes)