sábado, 16 de julio de 2011

Fiebre en las gradas, Nick Hornby

Un buen libro que peca de excesivo. Muy buenos los análisis personales y sociales que Hornby lleva a cabo tomando como hilo conductor los partidos del Arsenal y su relación con el club como fan impenitente, pero se extiende demasiado en detalles inútiles y repetitivos y por momentos llega a aburrir, algo insólito en los libros de este autor. Pero estos fallos se deben más a un exceso de entusiasmo por el tema futbolero que a una falta de maestría narrativa, y resultan por ello tolerables si no perdonables.

Es este mismo entusiasmo, y la enorme humanidad de la que suele hacer gala Nick Hornby en sus libros (nada humano le es ajeno, ni para bien ni para mal) lo que convierte a un libro supuestamente sobre fútbol en una novela que más allá del deporte cuenta las peripecias de un chico sin atributos especiales de un pueblo anodino de las afueras de Londres que lucha por crearse una identidad propia y por encontrar su lugar en el mundo. No lo recomiendo, pero me ha gustado a pesar de todo.

No hay comentarios: