martes, 6 de abril de 2010

Todo está iluminado, Jonathan Safran Foer


Jonathan Safran Foer, un joven estudiante americano, viaja a Ucrania en busca del lugar de procedencia de su abuelo, para encontrar a Augustine, la mujer que supuestamente le salvó de los nazis. Pero las atrocidades de la guerra borraron la memoria colectiva de un pueblo, borraron incluso al propio pueblo del mapa: por eso el autor empieza a construir él mismo la historia de su pasado. Mientras tanto su guía ucraniano, el joven estudiante Alex, va contando en cartas dirigidas al autor y en un inglés muy imperfecto los sucesos que vivieron durante la estancia de Jonathan en Ucrania, buscando el pueblo del que huyó su abuelo para emigrar a América. Mientras la historia de Jonathan va avanzando en el tiempo, el viaje del que habla Alex va sacando a relucir los hechos del pasado, hasta que ambas líneas argumentales confluyen en la fatídica fecha del 18 de mayo de 1942.

De esta manera se va construyendo una saga familiar muy peculiar, mezclando mitos y realidades, donde la memoria ocupa un lugar prominente como vehículo de transmisión entre generaciones. Todo el libro gira en torno a la familia, nuestros antepasados y nuestro futuro, qué recibimos del pasado y qué les daremos a nuestros hijos para que tengan un futuro mejor que el nuestro. El viaje que Jonathan emprendió para buscar sus raíces, resultará ser para su guía y alter ego ucraniano Alex todo un proceso de iniciación para encontrar su propia valía personal y su lugar en el mundo.

No hay comentarios: